Nueva vida con el cambio de look de tu vivienda

¿Qué tal un cambio de vivienda sin necesidad de mudarse? Una reforma del hogar permite asumir nuevas situaciones en un ambiente positivo: una nueva condición familiar por la llegada o la salida de un miembro; vender, alquilar o compartir la vivienda; o el entusiasmo de lograr un cambio de imagen y revalorizar la propiedad.

El cambio de look de tu vivienda es un momento de ilusión en que pueden surgirte ideas para rediseñar espacios, incorporar muebles o cambiar colores.

La reforma puede sumar habitaciones para dividir espacios –para alquilar a estudiantes o turistas–, transformar la vivienda en una oficina, adecuarla como siempre has soñado o, simplemente, modernizarla.

Sevilla, una ciudad en la que predomina el blanco, se mezcla con el azul brillante del cielo, el verde amarillento de la flora y el rojo tradicional. Con su fama de ser tierra pintoresca y maravillosa, es rica también en colores brillantes. Por eso, las reformas en Sevilla no implican solo reconstrucción sino una nueva paleta de colores.

Cuestión de detalles

El cambio de imagen es beneficioso y existen muchas fuentes de inspiración para lograrlo con populares programas de televisión, revistas y páginas web especializados en el tema.

Además del color, otros elementos juegan roles importantes a la hora de planear tu reforma. Entre ellos la nueva distribución de espacios, la fluidez del movimiento de las personas, la climatización y cambios en la iluminación –natural y artificial– para permitir el descanso o la concentración.

La reforma en Sevilla es un proceso de creación e ilusión. Sin embargo, también puedes ocuparte de aspectos prácticos como:

– Conseguir al personal mejor calificado para la reconstrucción.

– Solicitar los permisos según la dimensión de la obra y los aspectos económicos.

– Solicitar el financiamiento de la comunidad.

– Verificar si pueden obtener ventajas fiscales.